Muchas personas sabiendo que han de hacer un cambio necesario en su vida eligen seguir poniéndose excusas para no hacerlo. Y es que, dejar algo atrás sin tener certeza en lo que vendrá, nos da mucho miedo.

Ante este miedo paralizante y falso deberíamos reflexionar sobre todo lo que ya estamos perdiendo, para entonces, conectar con la energía que permitirá hacer el cambio.

Y digo yo: si ya sabemos (aunque nos lo neguemos) a donde nos llevará continuar por donde vamos y aún así seguimos por ese camino entonces, lamentablemente estamos eligiendo  vivir la “crónica de una infelicidad anunciada” 

Mucho más miedo deberia darnos seguir sosteniendo algo que sabemos que no nos hace ni nos hará felices. Esto sí que es UNA AMENAZA REAL de la que deberiamos de tener miedo. Estamos siendo una amenaza para nosotros mismos. Ponte limites y actúa.

La única manera para salir de ahi es TOMAR ACCIÓN: ir a por la vida que quieres y que te mereces. La felicidad no va a salir en tu busca, no esperes a que te despidan o te asciendan o a que tu estado de ánimo mejore por si solo o a que tu pareja dé por ti el paso que tú no te atreves a dar.  Eso es posible que no llegue nunca.

Toma tu poder. No te engañes, nadie lo va a hacer por ti. Aunque quisieran no pueden.  Sólo tú tienes la posibilidad de crearte un vida feliz.

Cuando hacemos lo que tenemos que hacer la Vida nos trae regalos maravillosos.

El camino a la felicidad pasa por atrevernos a pasar por un periodo de transición, bien llamado, de “vacío fértil”. En este vacio haremos espacio para lo nuevo y en esa oscuridad, donde no vemos más allá ni sabemos que será, se gestará NUESTRA NUEVA VIDA. 

Y tú? Eres de los que eligen ser felices o de los que se arrepienten?

Vamos valiente!
Confía en la vida y lánzate: la cosecha será sabrosa.

2018-01-09T17:38:41+00:00